Mundo cerveceroSin categoríaComida con cerveza, un plan que nunca falla.

13 julio 2020by Bierhaus Odeón
https://bierhaus.tienda/wp-content/uploads/2020/07/cervezas-tipos-comidas.jpg

Encontrar el correcto equilibrio entre una cerveza y una comida, una carne roja, blanca o un postre puede parecer, en ocasiones, una tarea ardua y compleja pero con un primer acercamiento al mundo del maridaje podrás comenzar a escoger diferentes estilos de esta bebida y combinarlos con algunos consejos.

En Bierhaus amamos la cerveza, eso ya lo sabes. Combinarla con exquisitas recetas hace que se potencie el sabor de la comida y mejore la cerveza. Maridar, según la Real Academia Española, quiere decir “unir o enlazar”. En este post te contaremos la mejor forma de unir sabores distintos logrando encontrar puntos en común, buscar afinidad entre la cerveza y la comida, que no prevalezcan uno sobre el otro o, incluso, contrastar sabores para lograr una fórmula exitosa.

Maridaje de carne con cerveza

Cerveza con carne No todas las carnes rojas son iguales, ni todas ellas tienen el mismo sabor. La preparación al momento de cocinar la carne y los condimentos y especias que se le agregan también generan diferencias cuanto a la elección de la cerveza adecuada para maridar. Si la carne está muy condimentada, será mejor que la acompañemos con cervezas oscuras y con más cuerpo.

En lo que tiene que ver con carnes de cerdo como protagonista de una comida, la recomendación es que por su sutileza, se acompañe con cervezas claras tipo lager o pilsen, ligeras y suaves. Como este tipo de carne tiene matices, lo ideal es que tenga una vinculación con una cerveza a la altura y con un bajo contenido de alcohol, como es este caso.

Si, por otro lado, estas buscando una cerveza que combine con una carne roja vacuna, las cervezas tipo ale son perfectas para una carne de vaca hecha a las brasas, donde la forma de cocción aporta resultados sabrosos que no se deben esconder. Estas pueden ser Amber Ale, Belgian Ale, cervezas con carácter, amargas y con grado alcohólico.

Pescado y cerveza, una buena combinación

La cerveza y el pescado se complementan gracias a los puntos en común entre ambos sabores, Es ideal para “limpiar” el paladar de los pescados azules con alto contenido graso como atunes, bonitos, sardinas, etc en cualquier forma de cocción. El salmón, por ejemplo, marida perfectamente con cervezas fuertes y con cuerpo. Si está grillado es preferible un estilo Brown Ale, mientras que si es salmón ahumado, el estilo Scotch Ale es el indicado.

El ya conocido pescado a la espalda cocinado con condimentos picantes como el perejil, ajo, guindilla y vinagre puede acompañarse con una cerveza tostada como las rojas y las rojas intenso. La cerveza de trigo es ideal para pescados frescos por su suavidad y por su baja fermentación, y también puede añadirse a otras carnes blancas como el pollo.

Chocolate y cerveza negra, el maridaje perfecto

Ha llegado el momento del postre y surge la gran pregunta sobre si se puede maridar un postre con cerveza. La respuesta es sí. En esta oportunidad, te contaremos específicamente sobre el chocolate y cómo su intensidad se ve complementada por la cerveza negra. El estilo Stout de cerveza o el Porter son ideales para galletas de chocolate, postres dulces y sabrosos.

El gusto a maltas tostadas y frutos secos de muchas de estas cervezas potencian el sabor el chocolate que incluso pueden combinarse cuando se lo considera dentro de un ingrediente de una salsa para un postre particular.

Hay una cerveza para todo momento y ocasión. Frente a una nueva comida o receta que prepares, siempre habrá una cerveza que te acompañe para poder experimentar combinaciones diferentes según tus gustos particulares. Te invitamos a explorar el gran abanico de estilos de cervezas que puedes encontrar en Bierhaus y descubras la inabarcable gama de opciones para probar y disfrutar.